Páginas vistas en total

domingo, 30 de enero de 2011

2011, dia 30.

Lo siento, pero no quiero ser un emperador. Ese no es mi trabajo. No quiero mandar ni conquistar a nadie. Quisiera ayudar a todos, si es posible. Judios, gentiles, negros, blancos. Todos queremos ayudar a los demas, los seres humanos son asi. Queremos lograr la felicidad del otro no su miseria. No queremos odiar y despreciar al otro. En este mundo hay lugar para todos y la Tierra es rica y puede proveer a todos. La vida puede ser hermosa, pero hemos perdido el camino. La avaricia ha envenenado el alma de los hombres, ha encerrado nuestro mundo con odio, dio un paso mas cerca del derramamiento de sangre y la miseria. Nos desarrollamos rapido, pero nos encerramos en nosotros mismos. La maquinaria que da abundancia nos dejo insatisfechos. Nuestra ciencia nos ha vuelto cinicos e inhumanos. Pensamos demasiado y sentimos muy poco. Mas que maquinaria, necesitamos humanidad. Mas que inteligencia, necesitamos amabilidad y bondad. Sin esas cualidades, la vida seria violencia y todo estaria perdido. El avion, la radio, internet, nos han aproximado. El sentido de esos inventos gira en torno a la bondad, la fraternidad y la unidad de todos los hombres. Incluso ahora, mi voz esta llegando a millones por todo el mundo: millones de niños, mujeres y hombres desesperados, victimas de un sistema que tortura a los hombres y encarcela a gente inocente. A los que pueden oirme les digo: no desesperen. La desgracia que ahora esta sobre nosotros es debida a la avaricia de hombres despiadados que temen al progreso humano. El odio de los hombres pasara y el poder que le quitaron al pueblo volvera al pueblo.
¡Soldados! no se entreguen a esos brutos, hombres que los odian, que los esclavizan, que dirigen sus vidas, que les dicen que pensar y que sentir y que hacer. Que los tratan como basura, como ganado o usa como carne de cañon. ¡No se entreguen mas a esos hombres inhumanos, hombres mecanicos, con cabezas mecanicas y corazones mecanicos! Ustedes no son maquinas, no son ganado.Hay amor a la humanidad en sus corazones. Ustedes no odian, solo lo "no amado" odia, lo "no amado" y lo "no natural".
En el capitulo 17 del evangelio de San Lucas esta escrito: "el reino de Dios esta dentro del hombre". No de un hombre, ni de un grupo de hombres, sino en todos los hombres. ¡Ustedes tienen todo el poder! ¡El poder de hacer la vida libre y hermosa y hacer esta vida una aventura maravillosa! Luchemos por un mundo nuevo, un mundo decente, que les de un futuro y seguridad en su vejez. Libre de barreras nacionales. Libre de odio, codicia e intolerancia. Luchemos por un mundo de razon. Un mundo donde la ciencia y el progreso lleve a todos los hombres a la felicidad. 

1 comentario: