Páginas vistas en total

lunes, 24 de enero de 2011

2011, dia 24.

Estaba en la quinta y ella se habia quedado en la pileta mientras yo salia un rato. Cuando vuelvo para verla, ella no estaba a la superficie. Me tiro y la voy a buscar al fondo de la pileta. Cuando la saco, puedo sentir su fria y mojada piel contra la mia, seca.
A la segunda vez que le hago respiracion boca a boca, ella vuelve a respirar y yo no dejo de abrazarla. Sentia como que si la soltaba me iba a dejar de nuevo. Ella me aparta y me dice:

- Nunca te voy a dar nada, asi no tenes nada que perder.

¿Para que mierda me fui a dormir una siesta si termino teniendo estos sueños?

No hay comentarios:

Publicar un comentario